Alimentación en el embarazo: Trucos y consejos

Una buena alimentación en el embarazo es de gran importancia, ya que garantizará tanto nuestra salud como la del bebé. Por este motivo, a continuación te daremos algunos consejos y trucos para asegurarte de alimentarte bien y correctamente.

Vitaminas y minerales fundamentales para la alimentación en el embarazo

Seguramente habrás escuchado que ahora que estás embarazada, tendrás que comer por dos. Si bien es cierto que necesitarás ingerir más calorías, vitaminas y minerales, no quiere decir que debas multiplicar las raciones de comida. Si haces eso, lo único que conseguirás será subir de peso de forma innecesaria.

Para poder llevar una buena alimentación en el embarazo, es indispensable que consumas las vitaminas suficientes para mantenerte activa y saludable. Asimismo, esto es fundamental para garantizar el correcto desarrollo de tu bebé. De lo contrario, podrías llegar a padecer de anemia.

Hierro y Vitamina C

Para evitar que esto suceda, es necesario que consumas alimentos ricos en hierro, como por ejemplo, la espinaca. Además, se recomienda consumir también alimentos con alto contenido de vitamina C para absorber mejor el hierro, como el brócoli.

Ácido fólico y fibra

Como es bien sabido, el ácido fólico es muy importante para la alimentación en el embarazo, en especial las primeras semanas. Podrás conseguir este nutriente en múltiples alimentos, como los espárragos y demás verduras de hoja verde. También se consigue en cítricos, legumbres y demás.

Alimentación durante embarazo

Asimismo, es de gran importancia la ingesta de fibra para evitar el estreñimiento, pues es muy común en muchas embarazadas. Para ello, puedes consumir frutas y avena o cualquier otra fuente rica en fibra como los cereales integrales. Para combatir el estreñimiento, también se aconseja beber mucha agua.

Un truco excelente para aprovechar al máximo las vitaminas y minerales de nuestra alimentación en el embarazo es cocinar por poco tiempo las verduras que vayamos a consumir.

Proteínas y alimentos energéticos para la alimentación en el embarazo

Así como son importantes las vitaminas y minerales, de igual forma lo son las proteínas y los alimentos energéticos. Al estar embarazada, tu cuerpo te exigirá un mayor aporte calórico para dar abasto a tus necesidades y las del bebé. En promedio, requerirás consumir 300 calorías más que lo habitual.

Alimentos energéticos

Si te preocupa aumentar de peso más de lo necesario, te aconsejamos buscar alimentos energéticos que te brinden una sensación de saciedad mayor. Estos serían los cereales integrales como la avena y otros. Además de ser una gran fuente de energía, también contienen mucha fibra.

Proteínas

Por lo general, para una equilibrada y buena alimentación en el embarazo, la mujer debe consumir aproximadamente 70 gramos  de proteína diaria. Como sabrás, la carne es una gran fuente de proteína y de hierro, por lo que es beneficiosa tanto para la embarazada como para el bebé en desarrollo.

Embarazo proteinas

Sin embargo, la carne no es la única fuente de proteína. Si deseas variar tu porción de proteína, puedes recurrir a otros alimentos como los frijoles, los huevos y demás. Y si vas a consumir pescado, ten en cuenta que el pez espada, el pez azulejo y la caballa real están desaconsejados por su alto nivel de mercurio.

Consejos y trucos para la alimentación en el embarazo

Por último, te daremos algunos consejos y trucos que te serán de gran ayuda para tu buena alimentación en el embarazo.

Antojos

Si tienes antojos, o te provoca comer algo a cada hora pero deseas cuidar tu peso, te tenemos la solución. Un excelente snack, rico y saludable son sin duda alguna los frutos secos. Estos frutos, como el maní, las avellanas, las uvas pasas, entre otros, son ideales para picar entre horas.

Comer cinco veces al día

Asimismo, se recomienda que la alimentación en el embarazo se lleve a cabo en cinco comidas. Tres de ellas, serían el desayuno, el almuerzo y la cena. Cada una deberá contener los alimentos necesarios como proteína, verdura y cereales o granos. Por su parte, las dos comidas restantes se harían entre las 3 primeras. Estas dos comidas serían unos tentempiés.

Dichos tentempiés podrían ser una ensalada de frutas o algo ligero como yogurt y cereales integrales. Cada una de las comidas deberá estar compuesta por una pequeña ración, lo que facilitará su digestión. Esta forma de dividir las comidas también evitará las bajadas de glucosa.

5 (100%) 1 vote[s]

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *