La dieta mediterránea puede reducir el riesgo de tener hijos con sobrepeso

Dieta

Es muy bien sabido que la alimentación durante el embarazo tiene gran impacto en la salud del bebé. De allí la importancia de llevar una dieta equilibrada y sana, rica en frutas y verduras, así como de proteínas, fibra y demás. Una dieta que ha demostrado ser beneficiosa, llegando a reducir el riesgo de sobrepeso en el futuro hijo es la dieta mediterránea.

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea consiste en incluir una alimentación variada, rica en cereales, frutas, verduras y zumos naturales. Al mismo tiempo, la proteína es reducida, al igual que los hidratos de carbono, las grasas malas y el azúcar. Esta dieta se basa en consumir ciertos alimentos diariamente, otros semanalmente, y los menos saludables, de manera ocasional.

Siendo así, los alimentos que deben incluirse diariamente son los cereales, como el arroz, la avena, la pasta o el pan. A su vez, las frutas y verduras no deben faltar. Además de esto, en la dieta mediterránea se suele consumir mucho agua, así como productos lácteos con bajo contenido graso. El aceite de oliva es el aceite que se recomienda, ya que contiene vitamina E, carotenos y disminuye el riesgo de que las arterias se obstruyan.

En cuanto a los alimentos que deben consumirse semanalmente se encuentran las carnes, especialmente las carnes rojas y procesadas. La dieta mediterránea se centra más en la proteína proveniente del pescado o las carnes blancas. Las legumbres también entran en los alimentos que se deben consumir semanalmente, unas dos o tres veces por semana.

Por último, los alimentos que solo deben consumirse de manera ocasional son los productos de bollería, pastelería, así como los zumos azucarados y refrescos. Como podemos darnos cuenta, esta dieta se enfoca en reducir los alimentos poco saludables. Por lo tanto, es ideal para mujeres embarazadas.

Beneficios de la dieta mediterránea

Dieta mediterránea para mujeres embarazadas

La dieta mediterránea posee diversos beneficios. Gracias a que se reducen de manera considerable las grasas, ayuda a evitar la obesidad. También ayuda a reducir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Esta dieta es excelente para personas con diabetes, precisamente por el reducido consumo de azúcar.

Además, esta dieta contribuye con la prevención de la aparición de distintos tipos de cáncer, en especial de mama y colon. También ayuda a frenar y/o evitar el envejecimiento prematuro de las células. Esta dieta puede mejorar el funcionamiento de los riñones, del corazón y elevar la sensación de bienestar.

Beneficios en el embarazo

Al estar embarazada, es importante poder consumir todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para el correcto desarrollo de nuestro bebé. Gracias a la dieta mediterránea, es posible consumir todo lo que nuestro cuerpo necesita. Además, se evita el consumo excesivo de grasa y azúcares. Estos contribuyen a problemas de salud como el sobrepeso, la diabetes y el colesterol alto.

De acuerdo a algunos estudios realizados, las mujeres embarazadas pueden reducir hasta un 32% la posibilidad de tener hijos con sobrepeso si llevan una dieta mediterránea. Siendo así, es bastante aconsejable seguir esta dieta durante el embarazo. De este modo, la madre podrá conseguir toda la energía que su cuerpo necesita y la garantía de una alientación saludable y balanceada.

Deja un comentario