Las dietas para embarazadas más equilibradas y saludables

Para nadie es un secreto que la alimentación en el embarazo es de gran importancia para garantizar el correcto desarrollo de nuestro bebé. Además, manteniendo una dieta equilibrada y saludable, nos aseguramos de que nuestro cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita durante el embarazo. Si deseas saber más acerca de la alimentación y las dietas para embarazadas, continúa leyendo.

¿A qué nos referimos con dietas para embarazadas?

Antes que nada, es importante aclarar a qué nos referimos con ‘dietas para embarazadas’. Por lo general, se tiene el concepto de que las dietas consisten en comer menos, reducir las grasas y el consumo de otros alimentos, pero esto no es del todo así. Durante el embarazo, la mujer no debe dejar de comer por temor a subir mucho de peso; o en caso contrario, comer para asegurarse de que el bebé suba de peso.

Las dietas en el embarazo consisten en implementar a la alimentación todos los nutrientes necesarios para la gestación. Esto quiere decir que se deben consumir alimentos con vitaminas, minerales, fibra, proteína y demás. Asimismo, se debe procurar mantener una alimentación variada, equilibrada y saludable.

Por lo tanto, no se trata de comer por dos, ni mucho menos dejar de comer por temor a subir de peso más de lo normal. Todo es cuestión de hallar el equilibrio, comer hasta que estemos satisfechas y siempre, procurando incluir a nuestra dieta gran variedad de alimentos saludables. 

Nutrientes durante la gestación

¿Cómo tener una alimentación variada, equilibrada y saludable?

Ahora bien, ¿cómo se logra llevar una dieta variada, equilibrada y saludable? Pues básicamente, implementando todos los grupos de la pirámide alimenticia. Así es, aplicando las indicaciones que siempre nos han repetido desde temprana edad. Comer verduras, frutas, legumbres, proteínas, cereales, y consumir reducidas cantidades de grasa y azúcares.

Todo esto aplica en las dietas para embarazadas y demás. Es de gran importancia consumir productos orgánicos, frutas y verduras frescas, cereales (preferiblemente integrales), legumbres, así como proteínas. No obstante, en el caso de las proteínas, se aconseja un consumo reducido, así como con los productos lácteos.

También es muy importante que la gestante cuide el consumo de grasa, y evite las frituras. En su lugar, debería optar por alimentos cocidos o a la plancha. Por otro lado, la ingesta de productos de bollería también debería ser limitado. Lo mismo con los refrescos, los dulces y todo aquello con alto contenido de azúcar y/o harinas refinadas. También deben evitarse los embutidos y los pescados como el pez espada o el atún rojo.

Teniendo en cuenta todos estos factores, es posible llevar una dieta perfectamente equilibrada y saludable. Pero, además de esto, las dietas de embarazadas deben, de ser posible, consistir en varias comidas pequeñas durante el día, alrededor de unas cinco o seis comidas. Esto, con la finalidad de reducir la posibilidad de sentir opresión y facilitar el tránsito intestinal.

Algunas recomendaciones de dietas para embarazadas

Ya que sabemos lo que debemos comer y lo que debemos evitar, tendremos que tratar de llevarlo a la práctica. Si se aconseja consumir muchas frutas y verduras, estas deberían estar presentes en todas nuestras comidas, o por lo menos, alguna que represente este grupo. Lo mismo sucede con el grupo de los cereales, tubérculos y legumbres.

En el caso del grupo de lácteos y proteínas de origen animal, su consumo debe ser más moderado, y por lo tanto, no es necesario que estén en todas las comidas, o bien, las cantidades que se consuman deben ser reducidas. Y por último, las grasas y azúcares deben ser mínimas en la dieta. Ahora sí, teniendo claro esto, podemos construir nuestro propio menú saludable.

Dietas para embarazadas

A continuación te daremos algunos consejos de dietas para embarazadas. Con la información anterior, tú misma puedes elegir las opciones que más te gusten para mantener tu alimentación variada, equilibrada y saludable.

Primer menú

Desayuno

  • Un jugo de frutas natural (jugo de papaya, fresa, guanábana).
  • Un tazón de avena con leche o yogurt natural, fruta en trozos y un poco de miel.
  • Una tostada con mantequilla (preferiblemente integral).

Merienda

  • Una pieza de fruta (manzana, plátano, naranja).
  • Un puñado de frutos secos (cacahuates, almendras, avellanas).

Comida

  • Garbanzos con verduras (puerros, zanahoria, cebolla).
  • Bistec a la plancha.
  • Pieza de fruta.

Merienda

  • Yogurt natural con frutos secos.

Yogurt con frutos secos

Cena

  • Calabacines con queso gratinado.
  • Verduras (patatas, zanahoria).
  • Tortilla francesa.
  • Una pieza de fruta.

Segundo menú

Desayuno

  • Un tazón de cereal con leche o yogurt.
  • Tostada integral y queso fresco.
  • Frutas picadas.

Merienda

  • Una tostada con mermelada natural.

Comida

  • Pechuga a la plancha.
  • Puré de patatas.
  • Ensalada (lechuga, tomate, cebolla, albahaca y aceite de oliva extra virgen).
  • Jugo de frutas.

Merienda

  • Una pieza de fruta.

Cena

  • Salmón fresco a la plancha.
  • Ensalada.
  • Yogurt con fruta.

Tercer menú

Desayuno

  • Tostadas con mantequilla o queso fresco.
  • Macedonia de frutas.

Frutas en macedonia

Merienda

  • Tazón de avena con yogurt.

Comida

  • Bonito con salsa de tomate.
  • Verduras salteadas.
  • Pieza de fruta.

Merienda

  • Sándwich con jamón de pavo y queso fresco.
  • Jugo de frutas.

Cena

  • Sopa de legumbres.
  • Filete ruso de pollo.
  • Pieza de fruta.

Si lo deseas, puedes agregar una comida más. Esta se trataría de un pequeño tentempié antes de dormir. Puedes tomar un tazón de avena con leche o yogurt, un puñado de frutos secos o cualquier otra cosa que sea ligera.

Dormir en el embarazo

Ten presente que estos menús son orientativos, por lo tanto, solo es una idea de cómo puedes organizarte para incluir todos los alimentos en tus comidas. De cualquier forma, siempre puedes consultar con tu médico acerca de cuál es la mejor de las dietas para embarazadas para ti.

Además de la alimentación, debes recordar beber agua con regularidad y tomar las vitaminas prenatales que el médico te recete. Asimismo, a menos que tu médico te indique lo contrario, procura hacer algo de ejercicio, yoga, pilates o caminatas por el parque.

Tomando en cuenta estos consejos, las recomendaciones del médico, llevando una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, podrás garantizar el correcto desarrollo de tu embarazo. Por último, no olvides disfrutar al máximo de cada etapa de este proceso tan maravilloso.

4.5 (90%) 2 vote[s]

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *