Calculadora de ovulación

Calculadora de ovulación eficaz de días fértiles

Cada ciclo menstrual tiene un periodo de ovulación, en este se encuentran los días más fértiles; para saber cuándo será es muy útil contar con una calculadora de ovulación. Cuando una pareja desea concebir, necesitará conocer cuándo la mujer ovulará para elevar las posibilidades de embarazo. Por supuesto, esta información también es de utilidad para quienes desean evitar quedar embarazadas.

¿Qué es una calculadora de ovulación?

Ahora bien, una calculadora de ovulación nos permitirá conocer cuáles serán nuestros días fértiles. Gracias a este método, muchas parejas han logrado quedar embarazadas. Por supuesto, hay diversos factores que deben considerarse al momento de confiar en una calculadora de fertilidad, especialmente aquellos que pueden alterar el ciclo menstrual.

Calculadora de ovulación

Algunos de estos factores son problemas de salud (como el síndrome de ovario poliquístico), el consumo de algunos medicamentos, el sobrepeso, entre otros. Asimismo, se debe tener en cuenta si nuestro ciclo es regular o irregular. Es por ello que, aunque una calculadora de ovulación puede orientarnos, no es 100% fiable.

¿Cómo funciona una calculadora de ovulación?

Para calcular el periodo de ovulación de nuestro ciclo menstrual podemos usar una calculadora de ovulación como la que verás a continuación. Solo necesitarás conocer el primer día de tu última menstruación y la duración aproximada de tu ciclo menstrual.

Calculadora de ovulación

Primer día de tu útimo periodo

Duración de tu ciclo

Conociendo el periodo de ovulación

Ya que sabemos qué es y cómo funciona una calculadora de ovulación o fertilidad, vamos a aclarar algunos conceptos. En primer lugar ¿sabes lo que es la ovulación? Cuando una mujer ovula, significa que está liberando un óvulo maduro, es decir, que está preparado para ser fecundado. El óvulo sale de los ovarios hacia las trompas de falopio, allí esperará un espermatozoide que finalmente le fecunde para luego implantarse en el útero.

Periodo-ovulacion

En caso de que el óvulo no sea fecundado, se degenerará para ser expulsado mediante la menstruación, es decir, a inicios del siguiente ciclo menstrual. La ovulación se da a mitad del ciclo menstrual (en un ciclo regular de 28 días la ovulación se produciría a los 14 días).

Sin embargo, no todas las mujeres tienen ciclos regulares, que como ya se mencionó anteriormente, pueden alterarse por distintos factores (sobrepeso, edad, malos hábitos…).

Ciclos regulares

Los ciclos regulares se caracterizan por tener una duración regular, estos pueden ser ciclos menstruales cortos o largos. Aunque la duración media de un ciclo menstrual es de 28 días, solo el 15% de las mujeres tienen ciclos de esta duración.

Algunas tienen ciclos más cortos, como podría ser de unos 22 días (la ovulación se produciría en el día 8 del ciclo), mientras que otras pueden tener ciclos largos, de 40 días aproximadamente (la ovulación se daría en el día 26).

Ciclos irregulares

Por su parte, los ciclos irregulares son aquellos que no tienen la misma duración. Una mujer con ciclos de este tipo puede tener un ciclo menstrual de 28 días y el siguiente ciclo puede ser de 34, e incluso puede que en un mes se ausente la menstruación.

¿Cómo identificar los días fértiles sin calculadora de ovulación?

Debido a la irregularidad de los ciclos, es más complicado saber qué días se producirá la ovulación, pero no es imposible. Hay varias formas de identificar si estamos en los días fértiles aparte de una calculadora de ovulación, y a continuación podrás conocerlas:

Calcular días fértiles

Observación del moco cervical

Puedes conocer cuándo estás ovulando observando el moco cervical o flujo vaginal. Deberás prestar atención a la textura del flujo para apreciar cuándo estarás ovulando. En el periodo de ovulación, el flujo se torna más resbaladizo y adquiere una consistencia similar a la de la clara de huevo.

Esto se debe a que una textura de estas características facilita y favorece el desplazamiento de los espermatozoides para que fecunden el óvulo.

Moco cervical

Temperatura Basal Corporal (TBC)

Otra forma es controlar la temperatura basal corporal a diario. La temperatura basal es la temperatura más baja que alcanza el cuerpo en reposo, por ello, esta debe tomarse justo antes de salir de la cama. Cuando nuestro cuerpo ovula, 24 horas después se eleva la temperatura unos 0,3-0,5 grados y se mantiene hasta el siguiente ciclo. Para medir la temperatura basal se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Es necesario tomarla cada día a la misma hora.
  • Puede tomarse vía oral, vaginal o rectal; debe tomarse siempre desde la misma vía.
  • Puede usarse un termómetro de mercurio o uno digital.
  • Deberás registrar la temperatura basal durante varios meses para observar un patrón regular.

Una vez logres hallar un patrón en tu temperatura basal, podrás saber un aproximado de cuándo ovularás. Si estás buscando quedar embarazada, deberás mantener relaciones sexuales días antes del aumento de tu temperatura basal.

Síntomas de ovulación

También puedes saber cuándo estás ovulando poniendo atención a tu cuerpo y notando varios de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón, aumento de peso y volumen.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor en la zona de los riñones.
  • Gases.

Cabe mencionar que algunas mujeres pueden notar con mayor facilidad estos síntomas, mientras que para otras estos son casi imperceptibles.

¿Cuáles son los días fértiles?

El óvulo u ovocito tiene un promedio de vida fértil de unas 12-24 horas, mientras que los espermatozoides pueden durar unas 72 horas tras la eyaculación en el interior del aparato reproductor femenino. Por lo tanto, los días fértiles de una mujer no solo son aquellos en los que ovula.

Como los espermatozoides pueden mantenerse con vida por 72 horas, quiere decir que si una mujer ha tenido relaciones sexuales sin protección tres días antes de su ovulación, puede quedar embarazada. Por lo tanto, los días fértiles del ciclo menstrual son aproximadamente siete: tres días antes de la ovulación, el propio día en el que se ovula y dos días después.

Toda esta información puede ayudarnos a estar más orientadas respecto a la ovulación de nuestro cuerpo. Sin embargo, es importante recordar que las cuentas pueden fallar, ya que en ocasiones, el periodo de ovulación puede adelantarse e incluso retrasarse.

Por lo tanto, si estás intentando quedar embarazada, te aconsejamos que emplees varios métodos de control de ovulación, desde la calculadora de fertilidad hasta la observación del flujo vaginal o el control de la temperatura basal.