Oxitocina durante el embarazo

Funciones de la oxitocina durante el embarazo y cómo generarla

Curiosidades

La oxitocina durante el embarazo es una hormona de suma importancia, y no solo durante el embarazo, sino también durante el parto y la lactancia. A continuación, podrás conocer cuáles son las funciones de la oxitocina durante la gestación, dónde se produce y cómo generarla de manera natural.

Oxitocina durante el embarazo: qué es y cuáles son sus funciones

La oxitocina es una hormona y un neuropéptido con funciones importantes en el parto y la lactancia. De hecho, la palabra ‘oxitocina’ proviene del griego y quiere decir ‘parto rápido’. Pese a que esta se relacione frecuentemente con el momento de dar a luz y la lactancia materna, la oxitocina también se encuentra presente durante todo el embarazo.

Oxitocina en el embarazo

A menudo se le llama a la oxitocina como ‘hormona del amor’, ‘hormona antiestrés’, ‘hormona del vínculo’, entre otros. Esto se debe a que la oxitocina también se asocia con las relaciones amorosas y sociales, y en ciertas circunstancias puede inhibir la liberación de cortisol (relacionado con el estrés).

Funciones de la oxitocina durante el embarazo

Esta hormona tan esencial tiene diversas funciones, y no solo es producida en mujeres embarazadas. En la gestación, la oxitocina es la responsable de la creación del vínculo afectivo entre la madre y su hijo, es por ello que desde antes de que nuestro bebé nazca, el instinto maternal se despierta.

Asimismo, esta hormona es liberada gradualmente al término del embarazo para favorecer el trabajo de parto. La oxitocina es la responsable de que se produzcan las contracciones uterinas necesarias para poder dar a luz al bebé. La hormona se libera en intervalos cuando se acerca el alumbramiento, es por ello que la mujer sentirá contracciones y en un momento dado estas se detendrán para posteriormente comenzar de nuevo.

Tras dar a luz y una vez que el bebé comience a succionar el pecho de su madre, este estímulo favorecerá la segregación de oxitocina, la cual activará la secreción de la leche. Algunas madres pueden sentir como sus pechos se llenan de leche con solo escuchar a sus bebés llorar, esto se debe a que los estímulos psíquicos también pueden provocar la liberación de oxitocina.

¿Cómo se genera la oxitocina?

Esta hormona es sintetizada en mayor medida en los núcleos paraventricular y supraóptico del hipotálamo. Como bien se acaba de mencionar, algunas madres podrían generar o liberar oxitocina con tan solo escuchar el llanto de sus bebés, e incluso otras con el simple hecho de tener al bebé cerca de ellas. La succión del pezón también estimula la segregación de oxitocina, al igual que las relaciones sexuales.

Cuando el organismo de una mujer no logra producir suficiente oxitocina para el momento del parto, esta es suministrada de forma sintética. Sin embargo, es importante resaltar que la oxitocina debe ser usada siguiendo las indicaciones recomendadas por nuestro médico a fin de evitar problemas de salud.

Generar oxitocina de manera natural

Generar oxitocina

Existen varias situaciones y estímulos que pueden hacernos generar oxitocina naturalmente, mientras que otras pueden bloquear o disminuir su secreción. Para evitar la disminución de esta hormona deberemos alimentarnos correctamente y no exponernos a situaciones o ambientes de estrés. Ahora bien ¿qué puede ayudarnos a producir oxitocina de forma natural?:

  • El contacto físico con nuestros seres queridos (familiares, pareja, mascotas…).
  • Realizar ejercicio físico.
  • Escuchar música y bailar.
  • Practicar meditación.
  • Llorar para liberar emociones y disminuir los niveles de cortisol.
  • Ayudar a los demás y ser generoso.
  • Ser escuchados, sentir apoyo emocional y también brindarlo.

Sin duda alguna, la oxitocina cumple con funciones muy importantes e interesantes, tanto a nivel físico como psicológico durante el embarazo, el parto y en nuestro diario vivir.

Deja un comentario