Hierbas que se deben evitar al estar embarazada

Durante el embarazo, es habitual que las mujeres gestantes recurran a remedios naturales para aliviar cualquier tipo de malestar o dolencia. Aunque pudieran parecer inofensivas las plantas o hierbas para el bebé, esto no siempre es así. Es por ello que es muy importante conocer cuáles son las hierbas que se deben evitar en el embarazo.

Plantas o hierbas que se deben evitar durante el embarazo

Al estar embarazada, es muy importante tener conocimiento sobre las hierbas que no se pueden consumir en este estado. Muchas de las hierbas que están contraindicadas durante el embarazo son utilizadas con frecuencia en la cocina o para hacer infusiones. Es por ello que resulta fundamental que toda mujer embarazada logre identificar las plantas que pueden representar un riesgo para ella y su bebé.

Ajenjo

El ajenjo está totalmente desaconsejado durante el embarazo, pues puede estimular el sangrado. Aunque es una excelente hierba para favorecer la digestión, cuando se está embarazada puede ser peligrosa. Puede causar anormalidades en el feto, y si estás amamantando, también se desaconseja su consumo.

Árnica

Otra de las hierbas que deben evitar en el embarazo es el árnica. Aunque esta puede aliviar dolores de cabeza y dolores musculares, en las embarazadas puede estimular el útero. Esto puede ocasionar contracciones, e incluso provocar sangrado.

Azafrán

El azafrán, por su parte, es una planta muy codiciada en el mundo de la cocina. Sin embargo, para las embarazadas, esta puede ser realmente peligrosa. Es considerada una planta abortiva si se consume en grandes dosis.

Infusiones abortivas

Boldo

En cuanto al boldo, es bien apreciado por sus propiedades relajantes y por ser un laxante suave. No obstante, debido a su capacidad de favorecer la ida al baño, puede generar contracciones. Asimismo, podría ocasionar efectos dañinos en el bebé.

Epazote

Utilizada para regularizar la menstruación y favorecer la evacuación, también es una de las hierbas que se deben evitar durante el embarazo. Esto, debido a que puede estimular el útero, lo que significa que pueda generar contracciones.

Eucalipto

El eucalipto es bien conocido por sus propiedades expectorantes. Durante el embarazo, no se debe consumir, ya que puede aumentar el riesgo de sangrado. Esto, por supuesto, podría generar complicaciones en la mujer embarazada y en el bebé.

Ruda

La ruda es una planta considerada como abortiva, por lo cual, evidentemente, está completamente desaconsejada en el embarazo. Esto se debe a que estimula el útero y tiene un efecto de antiimplantación del óvulo.

Además de las plantas anteriormente señaladas, otras que se consideran obortivas son el tanaceto, la salvia y el regaliz. Asimismo, se desaconsejan la consuelda, la damiana, la malva, la menta, el ruibarbo, entre muchas otras.

Sin embargo, sí que hay algunas plantas con las que podrás hacer infusiones y disfrutar de sus propiedades sin exponer la salud y bienestar de tu bebé. Entre ellas se encuentran la manzanilla, la melisa, el jengibre, el melocotonero, entre otras. De igual forma, lo ideal es que consultes con tu médico antes de consumir cualquier planta para descartar riesgos.

5 (100%) 2 votes

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *