Náuseas en el embarazo

Náuseas en el embarazo y 7 soluciones para acabar con ellas

Embarazo

Las náuseas en el embarazo suelen ser un síntoma en las mujeres que están gestando, aunque otras no llegan a presentar este síntoma en ninguna etapa de sus embarazos. Las mujeres que llegan a tener náuseas durante su gestación pueden sentirse desesperadas y querer hallar una solución, e incluso preocuparse de que no sea normal la frecuencia con que estas se presentan. Es por ello que a continuación te diremos todo acerca de las náuseas en el embarazo.

¿Por qué se producen las náuseas en el embarazo?              

Como bien se acaba de mencionar, las náuseas o vómitos en el embarazo son un síntoma habitual; muchas mujeres pueden verse afectadas por este síntoma, mientras que otras  no lo experimentan en todo el embarazo. Generalmente las náuseas o vómitos se presentan durante los primeros meses de gestación.

Este síntoma de embarazo suele comenzar a manifestarse a la sexta semana, aunque es posible que pueda iniciar antes. Algunas mujeres presentan este síntoma durante los tres primeros meses de gestación, y otras podrían llegar al final del embarazo aún con náuseas y vómitos. Ahora bien ¿qué produce este síntoma?

Nauseas en el embarazo

Este síntoma tan habitual en el embarazo no tiene una causa como tal confirmada, sino que hay varias teorías que tratan de explicar por qué se presentan las náuseas o vómitos durante la gestación.

  • Cambios hormonales: La teoría más extendida es la de los cambios hormonales que atraviesa el cuerpo de la futura madre. Ciertamente, el cuerpo comienza a generar mayores cantidades de estrógenos, progesterona, así como la gonadotropina coriónica o HCG.
  • Sistema inmune: Hay otra teoría que señala que las náuseas podrían ser causadas por el sistema inmune, el cual puede detectar al feto como un agente extraño por lo que intenta combatirlo.
  • Estreñimiento: Sin dudas, cuando se está gestando, el cuerpo pasa por muchos cambios, y las hormonas pueden influir en distintas partes del cuerpo, como en el intestino. El estreñimiento es otro síntoma habitual en el embarazo, debido a que el intestino reduce su movilidad y fluidez; esto a su vez provoca que se formen más gases, pues al no haber un tránsito intestinal normal, los alimentos se fermentan e inevitablemente las náuseas pueden acentuarse.
  • Reacción psicológica: Las náuseas o vómitos también podrían presentarse debido a las preocupaciones y la angustia de la gestante.

¿Cuándo es preocupante las náuseas en el embarazo?

Tal como ya se explicó antes, algunas mujeres podrían tener que lidiar con las náuseas durante todo el embarazo, y no necesariamente deben preocuparse por ello. Cabe resaltar que, aunque comúnmente se les llaman náuseas matutinas, los vómitos o náuseas en el embarazo pueden darse a cualquier hora del día.

Ahora bien, si estás embarazada y te preocupan las náuseas o vómitos con los que debes vivir cada día, debes saber que, a pesar de que este es un síntoma molesto, se asocia con un embarazo sano. Además, este síntoma es inofensivo para el bebé y tampoco representa ningún peligro para la embarazada.

Aun así, 1 de cada 100 mujeres podría presentar una hiperémesis gravídica, es decir, vómitos intensos que sí podrían afectar la salud tanto de la madre como la del bebé.

Hiperémesis Gravídica

La hiperémesis gravídica, tal como se acaba de señalar, es una afección que se da en 1 de cada 100 mujeres. De esta forma se le denominan a los vómitos y náuseas en el embarazo de carácter grave. La hiperémesis gravídica se caracteriza porque la embarazada tiene vómitos excesivos y constantes.

Hiperémesis Gravídica, vómitos en el embarazo

Una mujer que esté gestando y presente vómitos y náuseas que le impidan ingerir algún alimento o bebida o retener estos por al menos 24 horas, puede estar ante una hiperémesis gravídica.

Causas y consecuencias

Al igual que las náuseas en el embarazo normales (emesis gravídica o gestacional), se desconocen las causas exactas de la hiperémesis gravídica. No obstante, se relaciona también con los cambios hormonales e incluso se cree que puede ser hereditaria. Se han podido comprobar casos de mujeres cuyas madres o hermanas han padecido esta afección y ellas también la han desarrollado.

Si una embarazada no recibe tratamiento para su hiperémesis gravídica, podría tener consecuencias muy negativas sobre su salud y la de su bebé. La incapacidad de retener alimentos o bebidas podría provocar una gran deficiencia nutricional e incluso una deshidratación. Asimismo, esta afección puede provocar un parto prematuro y muchas otras complicaciones.

Factores de riesgo

Hay algunos factores que pueden aumentar las probabilidades de que una mujer se vea afectada por la hiperémesis gravídica, además del factor hereditario o haber tenido antes esta afección. Una embarazada puede tener más probabilidades de sufrir de hiperémesis gravídica si tiene un embarazo múltiple, es decir, si espera gemelos o más bebés.

Además, si la futura madre tiene antecedentes de mareo por movimiento (llamado cinetosis) o migrañas que suelen estar acompañadas de náuseas o vómitos, también tiene más probabilidades de desarrollar esta afección.

Cabe resaltar que, aunque la hiperémesis gravídica se considera hereditaria, las náuseas en el embarazo normales no. Y es que una mujer que haya tenido náuseas o vómitos durante su primer embarazo puede tener un segundo embarazo sin presentar en ninguna etapa de la gestación alguna molestia relacionada con la emesis gestacional.

¿Qué puedo hacer para aliviar las náuseas en el embarazo?

Para cualquiera, las náuseas y vómitos pueden resultar sumamente desagradables y molestos, es por ello que surge la necesidad de encontrar soluciones eficaces que nos ayuden a lidiar con estos síntomas en el embarazo que, si bien no son perjudiciales, sí pueden interferir en nuestro día a día.

Aliviar las náuseas en el embarazo

1. Come pequeñas cantidades varias veces al día

Debido a que el tránsito intestinal puede ser más lento durante el embarazo, se recomienda comer en pequeñas cantidades y varias veces al día para facilitar la digestión.1

2. Evitar comidas pesadas

También es importante que se eviten los alimentos pesados como las frituras, y en su lugar, se opte por alimentos más sanos y ligeros, como las frutas.

3. Evitar olores fuertes y desagradables

Trata de mantenerte alejada de los olores fuertes y que puedan resultar desagradables. El olor de algunos alimentos podrían causar las náuseas, así que trata de mantener tu hogar bien ventilado.

4. No bebas agua al levantarte

A muchas personas les puede ocasionar ganas de vomitar nada más tomar agua al levantarse, pues el estómago está vacío. Evita hacer esto, y en su lugar, come alimentos secos y salados, como galletas de soda o unas tostadas de pan.

5. Mantén una dieta saludable y balanceada

Aliméntate bien para poder recibir todos los nutrientes que tú y tu bebé necesitan. Recuerda comer cereales, legumbres, frutas, verduras y proteínas, además de evitar las grasas malas, el azúcar y las harinas refinadas.

6. Descansa y relájate

Otra buena forma de aliviar las náuseas en el embarazo es descansando. Así que relájate y evita preocuparte; estar relajada te ayudará a disminuir las náuseas.

7. Consulta a tu médico

Si quieres aliviar las náuseas rápidamente, consulta con tu médico, ya que es quien puede decirte qué puedes tomar de forma segura.

Recomendaciones finales

Recuerda que las náuseas y vómitos en el embarazo son un síntoma normal y no tienes por qué preocuparte a menos que estos sean intensos y te impidan alimentarte y llevar una vida normal. Mantén un estilo de vida saludable, come sano e hidrátate bien, duerme las horas suficientes y de ser posible, toma una siesta durante el día.

Pese a que las náuseas y vómitos pueden ser muy molestos, no olvides que son solo un síntoma de tu embarazo. Es posible que después de los 3 meses de embarazo ya no presentes estos síntomas, o bien, que terminen tras el parto. De cualquier modo, será algo pasajero y que podrás aliviar siguiendo los consejos que te hemos dado con anterioridad, así que disfruta al máximo de tu embarazo y no dejes que este síntoma te impida vivirlo con alegría y felicidad.

Deja un comentario