Descubre cómo cambian los pechos en el embarazo

Uno de los primeros síntomas que se producen tras quedar embarazadas es la sensibilidad en los pechos y el aumento de los mismos. Esto se debe a una serie de cambios que atraviesan los pechos debido al aumento de algunas hormonas y su preparación para la posterior alimentación del bebé. Si quieres saber más acerca de cómo cambian los pechos en el embarazo, a continuación podrás hacerlo.

Cómo cambian los pechos en el embarazo

La principal razón de que los pechos cambien tanto durante el embarazo es porque se preparan para el periodo de lactancia. En el interior del pecho, comienza a formarse un complejo y perfecto sistema de alimentación. Los conductos galactóforos, encargados de transportar la leche a través del pecho hasta el pezón, se bifurcan. Por otro lado, las células que se encargarán de producir la leche, es decir, los lactocitos, empiezan a desarrollarse.

Asimismo, la cantidad de sangre que llega a los pechos aumenta de manera considerable. Esto ocasiona que las venas se marquen en los senos, y puede que estos se pongan sensibles. Algunas mujeres experimentan pesadez, hormigueo e incluso algo de dolor e hinchazón.

Es completamente normal que los pechos en el embarazo aumenten de tamaño. Es así que las futuras madres necesitarán cambiar de sujetador, siendo aconsejable los sujetadores de embarazo. Además de esto, el aspecto físico de los pechos también puede cambiar. La areola normalmente se hace más grande e incluso se oscurece.

Asimismo, los tubérculos de Montgomery, unos pequeños granitos que se encuentran en la areola, crecen. Estos comienzan a secretar un aceite que ayudará a que la madre se proteja de infecciones durante la lactancia. A su vez, se cree que este aceite ayuda al recién nacido a que encuentre el pecho.

También te puede interesar:  7 Consejos para los padres en la lactancia materna

Si el aumento de los pechos en el embarazo se produce de manera repentina, pueden aparecer estrías. Al final del embarazo, es posible que los senos comiencen a secretar calostro, que será el primer alimento del recién nacido.

Cambios durante la lactancia

Cambios en los pechos durante la lactancia

Tras el parto, se produce la subida de la leche, lo que puede causar que los pechos se sientan llenos y estén firmes. Los primeros meses, puede ser usual que los pechos se llenen frecuentemente y se experimenten algunas molestias. Esto se denomina congestión, y sucede cuando se produce más leche de la que los pechos pueden soportar. Al congestionarse de leche, los senos se endurecen, lo que puede generar dolor.

La mejor forma de descongestionar los pechos es amamantar al bebé. Si aún se sienten llenos los senos, es recomendable recurrir a un extractor de leche. Esta producción excesiva de leche se da porque el cuerpo aun no conoce las exigencias del bebé. A medida que transcurran los meses, estas congestión desaparecerá, pues la producción de leche será conforme a las tomas que realice el bebé. Te aconsejamos algunos extractores de leche por si estás buscando buenas ofertas:

Lo que sucede tras el destete

Una vez el bebé deje de tomar el pecho, sea cual sea el momento en el que se produzca el destete, los pechos volverán a su tamaño habitual. Por lo tanto, la mujer volverá a tener la talla de sujetador que tenía previo al embarazo. Cabe mencionar que, cuando se produzca un nuevo embarazo, el proceso de cambio en los pechos se dará de la misma manera.

Sin duda alguna, la experiencia del embarazo es algo sumamente maravilloso, increíble y perfecto. Ver cómo nuestro cuerpo se prepara para albergar a nuestro bebé, y el proceso de cambio que se produce para poder alimentarlo una vez nazca, es simplemente increíble. Recuerda, si decides amamantar a tu bebé, disfruta al máximo de la lactancia, pues es un lazo único entre tú y tu bebé.

5 (100%) 1 vote

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *