Los pies en el embarazo también sufren algunos cambios

Durante el embarazo, es normal que se produzcan diversos cambios en la mujer. Estos van desde cambios hormonales, físicos y hasta emocionales. Es natural que los pechos crezcan, se aumente de peso, y evidentemente, que el vientre crezca. Además de estos cambios, los pies en el embarazo también pueden crecer, normalmente, hasta media talla más.

¿Por qué crecen los pies en el embarazo?

Si bien es cierto que uno de los síntomas más frecuentes en el embarazo es la hinchazón de piernas y pies, esta no es la razón de que los pies en el embarazo aumenten de tamaño. Por supuesto, puede generar un aumento, pero este es temporal, ya que cuando la hinchazón se reduzca, volverán al tamaño habitual.

Entonces ¿cuál es el motivo de que los pies crezcan hasta media talla más? Pues bien, es a causa de una hormona conocida como relaxina. La relaxina ayuda a que el embarazo se desarrolle correctamente, pues relaja los músculos del útero para facilitar el parto, y por supuesto, el crecimiento de este. Asimismo, ayuda a que la zona púbica y pélvica tengan una mayor flexibilidad.

Pies durante el embarazo

Sin embargo, al aportar flexibilidad y relajación a ciertas zonas del cuerpo para facilitar las cosas en el embarazo, también da una mayor elasticidad en las articulaciones y ligamentos. Es por ello que los pies en el embarazo suelen crecer.

Al tener las articulaciones y los ligamentos más elásticos, los arcos de los pies tienden a aplanarse. Por lo tanto, los pies pueden alargarse, aumentando así hasta media talla. Por otro lado, el aumento de peso en el embarazo también está relacionado con el crecimiento del pie.

También te puede interesar:  Descubre cómo evitar las estrías en el embarazo

¿Volverán mis pies a ser como antes?

Gran parte de las mujeres embarazadas experimenta hinchazón en piernas y pies, y algunas también pueden notar que sus zapatos comienzan a quedarles demasiado ajustados. En cuanto al crecimiento del pie, algunas embarazadas afirman que tras el embarazo, debieron cambiar de talla, pues sus pies crecieron y se mantuvieron así tras el parto.

No obstante, la mayoría de mujeres aseguran que tras el parto, sus pies fueron regresando a la talla que tenían antes del embarazo. Por lo tanto, es más probable que recuperes tu talla de zapatos habitual, aunque también existe la posibilidad de que esto no suceda. Asimismo, también es posible que jamás experimentes un aumento de la talla de tus pies en el embarazo.

Consejos y recomendaciones para la futura madre

Si deseas mantener tu talla de zapatos durante y después del embarazo, se aconseja continuar usando tus zapatos con normalidad. Por lo tanto, no trates de ensanchar tus zapatos ni usar zapatos más grandes. Además, se recomienda evitar caminar con los pies descalzos, pues esto podría favorecer el ensanchamiento y alargamiento del pie.

Por supuesto, trata de usar calzado cómodo, y si sientes que tus actuales zapatos de quedan demasiado apretados, entonces trata de buscar unos con los que te sientas más cómoda. Después de todo, lo más importante es que puedas sentirte bien para que disfrutes de tu embarazo con total tranquilidad.

5 (100%) 1 vote

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *