El papel de la progesterona en el embarazo

La progesterona es una hormona que esta comúnmente asociada a la mujer, sin embargo, esta hormona también se encuentra presente en los hombres. Claramente, esto en una medida mucho menor que en la mujer. La progesterona en el embarazo tiene un papel fundamental, pues se encarga de asegurar el correcto desarrollo del mismo.

Antes de conocer exactamente cómo funciona la progesterona en el embarazo, es importante saber qué es en sí esta hormona, cómo se produce y cuáles son sus funciones en general.

¿Qué es la progesterona?

La progesterona es una hormona esteroide C-21 que está involucrada en diversos procesos del cuerpo femenino, como el ciclo menstrual y el embarazo. A pesar de ser una hormona principalmente femenina, como se mencionó anteriormente, también está presente en el cuerpo masculino.

¿Cómo se produce?

Progesterona química

Esta hormona sexual se produce principalmente en los ovarios, específicamente en el cuerpo lúteo de estos. Los niveles de progesterona se elevan cuando se está a punto de ovular, pues está vinculado al engrosamiento del endometrio. Asimismo, la progesterona en el embarazo es producida por la placenta en grandes cantidades. Pero esta no es la única forma en la que el cuerpo sintetiza esta hormona.

Las glándulas suprarrenales, e incluso el hígado, son capaces de producir cantidades pequeñas de progesterona. Es por ello que también es posible que los hombres la produzcan, aunque por supuesto, en una cantidad minúscula en comparación a las mujeres. De hecho, esta hormona está considerada como una sustancia precursora de estrógenos y la hormona testosterona.

¿Cuáles son las funciones de la progesterona?

La progesterona tiene diversas funciones en el organismo, principalmente en el de la mujer, pero también en el del hombre. Entre sus principales funciones se encuentran la regulación de los ciclos menstruales y su participación esencial en en el embarazo.

Preparación del endometrio y regulación del ciclo menstrual

En cada ciclo menstrual, tras la ovulación, se produce una fase llamada ‘fase lútea’. Como se señaló anteriormente, el cuerpo lúteo es uno de los principales productores de progesterona. Es así que, durante esta fase, en los ovarios aparece el cuerpo lúteo, produciendo progesterona para que esta prepare al endometrio para una posible implantación.

Asimismo, se ha podido observar que un bajo nivel de progesterona está asociado con ciclos mesnturales irregulares. Por lo tanto, en estos casos, se receta progesterona como suplemento para así mejorar la regularidad de los ciclos menstruales.

Regulación de los niveles de glucosa y la grasa corporal

Además de tener una importante influencia para la regulación del ciclo menstrual, la progesterona puede ayudar a regular los niveles de glucosa. Esto último sucede en mujeres y hombres. Pero no solo esto, sino que también ayuda a regular la grasa corporal, transformando los lípidos en energía y distribuyendo la grasa en distintas partes del cuerpo.

Vinculada estrechamente al sistema inmune, endocrino y óseo

Por otro lado, esta hormona también está muy vinculada a diversos sistemas del cuerpo. El primero de ellos es el sistema inmune, en el cual actúa para facilitar la inmunidad y la protección del organismo. A su vez, la progesterona en el embarazo produce inmunosupresión para que el sistema inmune no considere al feto como un cuerpo extraño o nocivo.

En cuanto al sistema endocrino, anteriormente se indicó que la progesterona era una de las precursoras de los estrógenos y la testosterona. Pero además de esto, regula la síntesis y emisión de hormonas adrenales. Asimismo, se ha encontrado una relación entre la progesterona y la mejora de la función de los osteoblastos, facilitando así la generación de huesos. Por lo tanto, esta hormona beneficia la formación y mantenimiento de la densisdad ósea.

La progesterona en el embarazo

Otras funciones

Además de las funciones antes señaladas, la progesterona también participa en otros procesos. Por ejemplo, esta hormona se asocia al inicio de la pubertad, la maduración sexual y el desarrollo físico. A su vez, la progesterona tiene influencia en la líbido. En hombres, ayuda a evitar que la testosterona se convierta en dihidrotestosterona, evitando a su vez las neoplasias.

Progesterona en el embarazo

La progesterona en el embarazo tiene un papel fundamental, ya que gracias a ella, el endometrio se engrosa para facilitar la implantación. Asimismo, gracias a esta hormona, el sistema inmune no se vuelve contra el feto. Si la progesterona no disminuyera la respuesta inmunológica, el cuerpo respondería negativamente ante el embarazo.

Otra función importante de la progesterona en el embarazo es el cambio que genera en el moco uterino. La progesterona hace que esta mucosidad eleve su acidez y sea más espesa, todo con el propósito de impedir la entrada de nuevos espermatozoides.

Por otro lado, la progesterona afecta directamente en el cambio de los pechos durante el embarazo. Esta hormona es la encargada de estimular el crecimiento de los pechos, así como del desarrollo de las glándulas mamarias. A su vez, evita que durante el embarazo se produzca leche, pero una vez se produzca el parto, favorece la lactancia. En fin, la progesterona es sumamente importande en el embarazo, he aquí todas sus funciones:

  • Estimula las glándulas que se encuentran en el revestimiento del útero para que así produzca nutrientes.
  • Estimula el engrosamiento del endometrio para facilitar la implantación.
  • Incrementa el flujo sanguíneo hacia el útero.
  • Previene las contracciones uterinas para evitar abortos o partos prematuros.
  • Relaja el sistema nervioso central. De este modo, ayuda a que las embarazadas puedan conciliar mejor el sueño.
  • Estimula el desarrollo de las glándulas mamarias. Tiene un papel importante dentro de la lactancia.
  • Evita que el sistema inmune detecte al feto como un cuerpo extraño.
  • Cambia la consistencia del moco uterino para impedir el paso de nuevos espermatozoides. Este cambio también genera el llamado ‘tapón mucoso’, protegiendo así a la madre y al bebé de posibles infecciones.

¿Qué sucede si hay un déficit de progesterona en el embarazo?

Déficit de progesterona en el embarazo

En caso de que haya un déficit de progesterona en el embarazo, es posible que este sea interrumpido por un aborto espontáneo. Asimismo, si hay niveles bajos de esta hormona, es poco probable que se dé un embarazo, ya que la progesterona facilita la implantación uterina. En algunos casos, se puede producir una implantación en las trompas de falopio, originando así, un embarazo ectópico o tubárico.

Este tipo de embarazos son muy peligrosos, ya que al embrión estar en una trompa de falopio, podría continuar creciendo hasta romperla, resultando mortal. Por este motivos la progesterona posee una gran importancia para que se desarrolle el embarazo con total normalidad.

Progesterona artificial

Cuando el médico sospecha que hay bajos niveles de progesterona en el embarazo, podría indicarle que debe recurrir a la progesterona artificial. Esto, con el propósito de evitar que se produzca un aborto espontáneo. Asimismo, si has quedado embarazada por medio de la fecundación in vitro, es probable que hayas tenido que tomar ciertos medicamentos que dificultan la síntesis de la progesterona.

Por lo tanto, durante las 10 semanas de tu embarazo, necesitarás progesterona exogena para ayudar a que tu embarazo se desarrolle con normalidad. Pasadas las 10 semanas, la hormona artificial ya no será necesaria, ya que la placenta podrá producirla por sí misma.

¿Cómo se administra?

Hay diversas formas de administrar la progesterona, una de las más populares es por medio de inyecciones. Estas inyecciones se aplican en los glúteos de manera diaria. También es posible usar supositorios vaginales, gel vaginal e incluso tabletas orales. Estas últimas se utilizan para casos en los que el sangrado en la menstruación es irregular.

Posibles efectos secundarios

Si bien la progesterona artificial puede ayudar a que un embarazo transcurra sin novedades, también puede tener efectos secundarios. Entre algunos de los más frecuentes se encuentran la somnolencia, la retención de líquidos, dolores de cabeza, mareos y demás. Ante cualquier efecto adverso, lo mejor es que lo consultes con tu médico.

No cabe duda de que la progesterona en el embarazo es fundamental, pues es la encargada de preparar al cuerpo correctamente para este proceso maravilloso.

4.5 (90%) 2 votes

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *