Semana 28 de embarazo

Semana 28 de embarazo

Semana a semana

Durante el período de gestación suceden cambios importantes en la madre y en el feto semana tras semana, de esta forma los médicos han podido establecer qué cambios son posibles de identificar en cada etapa. En este caso durante la semana 28 de embarazo, el futuro bebé puede reconocer sonidos, voces y su cerebro crea procesos que le indican cuando está dormido o despierto.

Teniendo en cuenta todos los detalles sobre esta importante semana, la madre y el padre podrán estimular adecuadamente al feto para que su estancia en el vientre materno sea lo más provechoso posible.

Cambios relevantes en el feto enla semana 28 de embarazo

Para esta semana el niño o niña ya debe pesar un aproximado de 1.2 kilogramos, su piel se torna más fuerte y los movimientos dentro de vientre son más notorios. Comienza, de este modo, a haber más actividad y conexión entre madre e hijo.

Cambios en la semana 28 de embarazo

Las medidas son importantes para detectar si el feto se está desarrollando con normalidad; para la semana 28 de embarazo, el feto debe medir un mínimo de 37 centímetros desde los pies a la cabeza.

El sistema nervioso es uno de los avances considerables de la semana 28 en adelante, el cerebro aumenta su volumen y peso y de este modo se comienzan a formar los surcos característicos. Con este avance el feto es capaz de detectar y reconocer sonidos, por ello los ginecólogos recomiendan que mamá, papá y familiares le hablen a través del vientre para que pueda reconocer las voces.

La música también puede funcionar para aumentar la actividad cerebral que está en desarrollo.

En caso de presentarse un parto prematuro durante la semana 28, el bebé tiene altas probabilidades de sobrevivir con los cuidados médicos rigurosos.

Evolución de órganos y sentidos

Tanto los ojos como los tímpanos ya están casi completamente desarrollados aunque en el caso de la vista, no será sino hasta después del nacimiento que puedan desarrollar la sensibilidad por los colores. De igual forma desde la semana 28 ya pueden detectar la luz y la oscuridad.

Feto a las 28 semanas de embarazo

Las secreciones que se producen dentro de la placenta van formando el líquido amniótico y aumentando su volumen, este factor es determinante para el correcto desarrollo del feto y los médicos pueden medirlo durante esta semana.

Los bebés varones presentaran el cierre del conducto inguinal luego de los testículos se desplazan hacia abajo, y la producción de los glóbulos rojos pasa a ser responsabilidad de la médula en lugar del bazo.

La formación de uñas y vello corporal es cada vez más notorio, aparecen las cejas y pestañas así como las uñas que casi llegan a cubrir la punta de los dedos.

Cambios en la madre

Es normal que el bebé descanse durante las horas de actividad de la madre y prefiera moverse durante la etapa de descanso, es decir, por las noches. Por el aumento de tamaño y los nuevos estímulos que recibe del exterior, los movimientos son constantes y pueden causarle a la madre ganas de ir al baño por las noches.

Cambios en la madre en la semana 28 de embarazo

El tamaño del útero aumenta hasta los 28 centímetros aproximadamente dependiendo de la contextura de la madre y el tamaño del feto. Los médicos recomiendan realizar actividades físicas especiales para el embarazo sin olvidar las horas de sueño completas.

La madre puede comenzar a observar hinchazón en los pies, que no es más que la consecuencia de la acumulación de líquidos. Aunque más del 60% de las mujeres experimentan esta inflamación o edema, los médicos recomiendan disminuir la ingesta de sal para que se solucione de forma natural.

Los dolores lumbares, sobre todo los que afectan la ciática son comunes durante la semana 28 porque el peso del bebé comienza a influir sobre la estructura ósea y la musculatura materna. Mantener una hidratación adecuada y no permitir espasmos musculares aplicando rutinas de ejercicios de bajo impacto son ideales para evitar tales contracturas.

Atención médica durante esta semana

El ginecólogo, además de atender el peso de la madre y el feto y chequear las condiciones generales del embarazo, debe estar atento al grupo sanguíneo de la madre, ya que si pertenece a los RH negativos, se debe aplicar la inyección gammaglobulina anti D, la cual impide que el organismo cree anticuerpos en contra del feto que pueden afectar al embarazo y su feliz término.

Atención médica a las 28 semanas de embarazo

Esta vacuna se aplica dos veces de ser necesario, antes del parto y después de él, solo si el bebé nace con un factor RH positivo.

Alimentación necesaria

La madre debe cuidar su alimentación durante todo el embarazo, pero a medida que el feto crece, demandará más energía y esta se encuentra en los hidratos de carbono que son una fuente veloz de ingesta energética. Para el bebé es importante que la madre consuma cereales, patatas, arroz, pasta y otro tipo de almidones y que también ingiera lácteos, proteínas, grasas y minerales.

Una dieta balanceada es perfecta para atender adecuadamente el embarazo, se recomienda el consumo de yogurt para fortalecer el calcio tanto en la madre como en el feto, y así proteger la flora intestinal durante los nueve meses.

Recomendaciones generales en la semana 28 de embarazo

El cuidado físico es necesario para poder llevar un embarazo feliz, sin embargo, las emociones y el aprendizaje también lo son. Los padres y familiares cercanos deben estar involucrados en todo el proceso y evolución del embarazo.

Los padres deben tomar cursos de preparación para el momento del parto o educarse a través de libros, videos, tutoriales, etc y así poder afrontar todos los cambios de esta semana y las que están por venir.

Se deben reducir la actividades de alto riesgo, tener cuidado al reclinarse, sentarse o subir escaleras para evitar caídas o golpes que puedan poner en riesgo el embarazo. No se recomienda el consumo de alcohol en ningún punto del embarazo, mucho menos en las primeras semanas.

La madre no sentirá tanto apetito porque el crecimiento del útero irá desplazando el estómago reduciendo su capacidad, sin embargo es necesario consumir las porciones de alimento adecuadas para mantener con energía a ambos.

Deja un comentario