Diástasis abdominal: Qué es, causas y consecuencias

Todas sabemos perfectamente que el embarazo produce varios cambios en el cuerpo. Por obvias razones, la zona abdominal es la que más cambios experimenta a lo largo de todo el embarazo. Algunas madres pueden sufrir de algo llamado diástasis abdominal, que a continuación explicaremos más detalladamente.

¿Qué es la diástasis abdominal y cuáles son sus causas?

La diástasis abdominal, también denominada diástasis de rectos abdominales o diástasis recti, es una condición que se puede presentar tras el embarazo. Esta consiste en la separación de los músculos rectos del abdomen. En otras palabras, lo que conocemos como ‘six pack’, es separado por la parte central, dejando proyectada la parte anterior del abdomen.

Diástasis abdominal

Esta condición se produce por el gran estiramiento del abdomen durante el embarazo. Evidentemente, por el crecimiento del bebé, el útero y todo el vientre materno se expande para darle espacio. A causa de esto, los rectos abdominales se separan.

Cabe señalar que, tras el parto, los rectos del abdomen deberían volver a su posición original. Sin embargo, en algunos casos esto no sucede, dejando así una diástasis abdominal permanente.

Consecuencias de la diástasis abdominal

Por lo general, la diástasis abdominal no supone un problema más allá de lo estético. No obstante, en algunos casos, además de esto, es posible sentir ciertas molestias, como dolores de espalda, problemas digestivos como la distensión abdominal, e incluso incontinencia urinaria o hernias umbilicales.

Sin embargo, lo que más destaca de esta condición es la apariencia del abdomen. Las madres que tienen diástasis abdominal suelen señalar que sienten que aún están embarazadas por la barriga que se les puede apreciar. Por suerte, hay algunas posibles soluciones que pueden ayudar a mejorar esta condición.

Diástasis recti

Tratamiento o posibles soluciones

La diástasis recti puede mejorar si se realizan algunos ejercicios específicos. Además, el uso de una faja también puede ser recomendable, ya que de este modo los músculos pueden volver a su sitio.

También te puede interesar:  Preeclampsia; Síntomas, causas, tratamiento prevención

En última instancia, se puede recurrir a la cirugía del abdomen, aunque no se aconseja a no ser que las molestias sean frecuentes. La cirugía sería la última opción a considerar, puesto que, por lo general, la diástasis es inocua y una condición que afecta meramente la parte estética.

Asimismo, es de gran importancia que sepas que hay algunos ejercicios que no debes hacer, pues agravarían la situación. Si bien se podría pensar que hacer abdominales podría ser una buena solución, no es así. Este ejercicio se debe evitar en caso de diástasis recti, pues separaría aun más los rectos abdominales.

Por otro lado, si practicas y o pilates, debes hacerlo siempre de forma correcta. En caso contrario, podrías agravar la diástasis. Así que lo mejor es llevar a cabo estas prácticas con la ayuda de profesionales. De igual forma, si deseas hacer ejercicios para mejorar esta condición, debes buscar ayuda profesional.

De cualquier modo, si tienes diástasis abdominal, lo ideal es que consultes con tu médico el mejor tratamiento para ti. Esto, debido a que la diástasis puede ser menor o mayor en cada caso, requiriendo así de un tratamiento diferente.

5 (100%) 2 votes

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *