hipoacusia

Hipoacusia qué es y cómo puede afectar a un hijo

Enfermedades

A diario, tanto los adultos como los más pequeños de la casa nos encontramos expuestos a sufrir diversos tipos de enfermedades, siendo algunas bastante comunes como otras muy extrañas. Hoy, hablaremos un poco sobre la hipoacusia o ‘sordera’ en los niños. Así podrás conocer mejor qué es esta, cuáles son sus niveles y sus causas, entre otros detalles.

¿Qué es la hipoacusia?

Como recién se ha mencionado, la ‘hipoacusia’ también se conoce popularmente como ‘sordera’. Tal como lo indica su nombre, esta es una enfermedad capaz de reducir nuestras capacidades auditivas de forma leve o severa. Lo anterior, depende del nivel en que la patología se presente, el cual suele medirse a través de ‘decibeles’.

Qué es la hipoacusia

La presencia de esta enfermedad puede originarse de manera parcial o completa. En el primer caso (cuando afecta solo a un oído) la misma se conoce como hipoacusia unilateral. Mientras que cuando el problema se presenta en ambos oídos, se le llama hipoacusia bilateral.

Niveles de hipoacusia

Por lo general, cuando se poseen niveles de audición normal suelen percibirse los sonidos en niveles de intensidad que van desde el ‘umbral’ (0 decibeles) hasta los 100 – 120 decibeles. Sin embargo, se considera que los sonidos que producen más de 90 – 100 decibeles ya resultan perjudiciales para la salud de los oídos.

En el caso de la Hipoacusia, esta enfermedad puede presentarse en distintos niveles de acuerdo a la gravedad de la sordera existente. Sobre algunos de estos niveles, te hablaremos con mayor detalle a continuación:

Hipoacusia leve

Como lo indica su nombre, es el estado menos grave de esta patología. Quienes la padecen pueden percibir los sonidos con una frecuencia de 20 a 40 decibeles en los oídos con los que posean mejor audición.

Hipoacusia moderada

En el caso de la hipoacusia moderada, quienes padecen esta patología puede percibir los sonidos cuando estos se presentan en un rango de 40 a 70 decibeles. Por lo general, las personas con este nivel de sordera, tienen cierta dificultad para escuchar con claridad. Aunque al ser un nivel moderado, no suelen utilizarse auriculares o prótesis para facilitar los procesos de comunicación.

Hipoacusia severa

Por su parte, al ser la hipoacusia severa mucho más grave (apenas las personas pueden percibir sonidos que se presentan entre 70 y 90 decibeles), se requiere del uso bien sea de prótesis o recurrir a otros mecanismos para poder percibir los sonidos del entorno. Siendo el ‘implante coclear’, una de las alternativas más empleadas para tratar la patología en este nivel.

Hipoacusia severa

Hipoacusia profunda

Por último, la Hipoacusia profunda se caracteriza por ser el nivel más grave de esta patología. Se cree, que al presentarse la misma en valores que superan los 90 decibeles, quienes padecen este nivel de sordera pierden prácticamente toda la percepción de los sonidos.

Causas de esta patología

Son diversos los motivos que pueden causar la hipoacusia, estando estos asociados tanto a factores genéticos, como externos. Encontrándose así, entre algunas de las causas más frecuentes de sordera, algunas de las que te mencionaremos a continuación:

  • Sordera congénita o prenatal.
  • Acumulación de cera.
  • Diversos agentes externos que pueden introducirse en alguno de los oídos.
  • La aparición de tumores.
  • Problemas en la formación del oído durante el crecimiento.

Cabe destacar, que por lo general la hipoacusia tanto en adultos como en infantes suele producirse por distintas razones. En el caso de los niños, la aparición de esta enfermedad suele estar relacionada principalmente a los factores genéticos o congénitos.

Mientras que en el caso de los adultos, la patología suele relacionarse principalmente con el deterioro del oído, bien sea por la exposición frecuente a altos ruidos, o por las secuelas que puede traer consigo el envejecimiento.

¿Cómo puede afectar la hipoacusia a nuestros hijos?

La hipoacusia o sordera, es una enfermedad que de no ser tratada puede llegar a afectar considerablemente a los infantes durante su crecimiento, y durante todo el transcurso de sus vidas.

Esto se debe principalmente, a que durante sus etapas de desarrollo los niños emplean la comunicación como una herramienta ideal que les ayuda a explorar y entender mejor el entorno que les rodea.

Siendo los siguientes, algunos de los aspectos principales en los que puede llegar a afectar la sordera tanto parcial como completamente, a los niños durante su desarrollo:

  • En su manera de percibir y entender el entorno que les rodea.
  • Durante los procesos de aprendizaje.
  • En el desenvolvimiento social.
  • En el desarrollo del habla y del lenguaje.

¿Qué tipo de cuidados debe tenerse ante la aparición de esta patología?

En la actualidad, existen diversos mecanismos tanto para detectar la aparición de esta patología, como para tratarla. Si notas algún síntoma preocupante en tu hijo que pueda indicar la aparición de esta enfermedad, lo adecuado es que acudas de inmediato con un profesional de la salud, que pueda evaluar el caso y dar un diagnóstico adecuado.

Cuidados hipoacusia

Asimismo, en caso de que tu hijo o tú padezcan esta patología, vale la pena tener en cuenta algunos de los cuidados que te mencionaremos a continuación:

  • Evita la exposición continua a los ruidos fuertes, y en caso de hacerlo utilizar algún tipo de protector.
  • Acudir al médico de manera periódica para mantener la enfermedad bajo control y supervisión.
  • Evitar introducir en los oídos objetos que puedan causarle daños. Y en caso de realizarle limpieza, procurar hacerlo con sumo cuidado, preferiblemente en la parte exterior del mismo.
  • Evitar a toda costa automedicarse. Ante cualquier molestia o inquietud, debe acudirse de inmediato con un profesional debidamente capacitado.

Cabe destacar, que la hipoacusia es una enfermedad que de no tratarse, puede empeorar con el tiempo causando daños cada vez peores, pudiendo traer consigo la pérdida total de la audición.

Por tal motivo, apenas sea detectada o se sospeche sobre la presencia de esta patología, debería buscarse ayuda médica. En el caso de los niños, resulta primordial prestar mayor atención a todos los síntomas o indicadores que puedan manifestar la presencia de esta enfermedad.

A pesar de que tanto en los adultos como en los infantes esta enfermedad resulta bastante grave, en los niños puede representar un mayor problema debido al retraso que puede presentar para el desarrollo de los mismos tanto en su manera de entender y descubrir su entorno, como en el desenvolvimiento con otras personas.

Deja un comentario