La infección por parvovirus durante el embarazo puede ser perjudicial para el bebé

Es sumamente importante que las mujeres embarazadas tengan cuidado con la infección por parvovirus. A pesar de que esta normalmente se presenta en la infancia, también puede afectar a adultos. La infección por parvovirus durante el embarazo puede afectar al bebé, y los riesgos aumentan si se contrae el virus antes de las 20 semanas de embarazo.

¿Qué es la infección por parvovirus?

La infección por parvovirus, también conocida como la quinta enfermedad o eritema infeccioso, es una enfermedad infecciosa ocasionada por el parvovirus humano B19. Esta enfermedad también se conoce como la enfermedad de la bofetada, a causa de su característico síntoma en niños.

Por lo general, el parvovirus es asintomático, por lo cual, durante el periodo de incubación, es fácil que se propague. Los niños en edad escolar son más propensos a contraer el virus, en especial en las épocas de invierno y primavera. A pesar de esto, los adultos no están exentos de contraerlo.

Síntomas del eritema infeccioso

En los niños, el síntoma más habitual es la aparición de una erupción cutánea en la cara, específicamente en las mejillas. Es por ello que esta enfermedad también es conocida como la enfermedad de la bofetada. Otros síntomas que podrían aparecer son dolores de cabeza, fiebre, malestar estomacal, entre otros.

Por otro lado, no es habitual que los adultos presenten erupción cutánea.  El síntoma más común en personas adultas es la sensibilidad que puede darse en las articulaciones. Estas pueden ser las articulaciones de las manos, los tobillos, las rodillas u otras.

Parvovirus dolor articulaciones

Una vez que se contraiga el parvovirus y se supere, la persona se volverá completamente inmune. Cabe señalar que, generalmente, esta enfermedad no presenta complicaciones. Sin embargo, las personas anémicas, portadoras de VIH, mujeres embarazadas o personas con sistemas inmunitarios debilitados pueden presentar complicaciones si se llegan a infectar por parvovirus.

¿Cuáles son los riesgos de la infección por parvovirus durante el embarazo?

Como bien se acaba de señalar, las mujeres en estado de gravidez tienen riesgo de tener complicaciones si se infectan por parvovirus. Estas complicaciones se centran en la salud y el bienestar del bebé. Es por ello que la infección por parvovirus durante el embarazo puede ser perjudicial para el feto.

En primer lugar, si la futura madre tiene el virus, este podría ser traspasado al bebé. En consecuencia, los glóbulos rojos del feto pueden verse afectados. Además, este virus durante el embarazo puede ocasionar un aborto espontáneo o la muerte fetal. Todos estos riesgos son mayores si la madre contrae el virus antes de las 20 semanas de embarazo.

Por lo tanto, resulta de vital importancia que las mujeres embarazadas tomen todas las medidas preventivas para no contraer el virus. Si bien no existe una vacuna para prevenir la infección, mediante una serie de hábitos es posible disminuir las probabilidades de infectarse con parvovirus.

Como el parvovirus se contagia por contacto directo con las secreciones de las personas infectadas, las medidas pertinentes para evitarlo son el lavado frecuente de las manos, especialmente antes de comer y evitar compartir bebidas o alimentos con otras personas.

4.5 (90%) 2 votes

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *