Quiero ser mamá pero tengo miedo

El ser madres puede ser una experiencia maravillosa, sin embargo, esto no es así para todas las mujeres. El ser mamá, o mejor dicho, la maternidad, está llena de muchos mitos, expectativas y demás. Esto puede generar estigmas sociales hacia aquellas que, por decisión propia, no quieren experimentar esto.

Antes que nada, es importante que tengas claro que la decisión de no ser madre, no te hace menos mujer. Tú eres valiosa por las cualidades que conforman tu ser, tus capacidades, virtudes, y por qué no, defectos. Así que no te sientas menos mujer sólo porque has decidido no ser mamá.

Nunca debes dejar que la presión de tus amigos, familiares, o la misma sociedad, influya en tus deseos de ser, o no, mamá. En fin, muchas mujeres que realmente quieren tener un hijo, a pesar de sus grandes deseos, también sienten un terrible temor.

¿Por qué tengo miedo a ser mamá?

Existen diversos motivos por los que una mujer puede sentir miedo a ser mamá. Una de las razones más comunes, sin duda alguna, es el haber escuchado la experiencia de otras madres. A veces, algunas mujeres, describen la experiencia de la maternidad como algo terrible.

Esto puede generar miedos en aquellas que aún no son madres, pues confían en que les sucederá igual. Asimismo, en la adolescencia, nuestros mismos padres pueden llegar a inculcarnos miedos y temores. Todo esto, con el único motivo de evitar que mantengamos relaciones.

Miedo a ser mamá

Mitos sobre la maternidad

De hecho, mucho de los temores que puede tener una mujer respecto a ser mamá, son producto de los mismos mitos que la sociedad crea. A continuación encontrarás los mitos más populares y extendidos en todo el mundo.

La maternidad es indispensable en la vida de toda mujer

Este es un mito bastante popular, sin embargo, es sólo eso, un mito. No hay ninguna prueba que demuestre que la maternidad sea indispensable para las mujeres. Una mujer puede estar sana mental y físicamente sin necesidad de tener un hijo en algún punto de su vida.

Ser mamá es instintivo de toda mujer

Falso. No todas las mujeres tienen ese ‘instinto maternal’, y eso no está mal. Ninguna nace con los conocimientos necesarios para ser madre, pues esto es más una cuestión cultural que biológica.

Al ser madre, pierdes tu libertad

Nuevamente, falso. Una puede ser madre, y a su vez, continuar con su crecimiento personal y profesional. Cuando se es mamá, las prioridades cambian, sólo se necesita una buena organización y listo.

Todas las mujeres quieren ser mamá

Otro mito que es completamente falso. No todas las mujeres desean ser madres, pues algunas tienen otras prioridades. El hecho de que no sientan deseos de ser madres, no les quita su feminidad.

Al tener tu bebé en los brazos, todos tus miedos se irán

Si bien puedes quedar impactada al ver el rostro de tu bebé por primera vez y sostener su pequeño cuerpo, esto no quiere decir que todos tus temores se esfumarán. Al experimentar este momento, puedes sentirte invadida por un montón de emociones. Entre estas se encuentran el miedo, la confusión, incertidumbre, felicidad, amor, y mucho más.

¿Cuáles son los miedos más comunes de ser mamá?

Existen varios miedos comunes que pueden llegar a experimentar las futuras madres. Entre ellos se encuentran los siguientes:

Miedo al parto

Muchas mujeres se llenan la cabeza de preocupaciones al pensar en cómo será el parto. Sienten un gran temor por experimentar dolor al momento de dar a luz, durar horas con las contracciones, entre otras cosas.

No ser buena madre

Uno de los mayores temores sin duda alguna, es no poder ser una buena madre. Debes tener en cuenta que ninguna mujer nace sabiendo cómo ser mamá, así que es normal que cometas errores. Si pierdes la paciencia, no te sientas culpable, pues no serás la primera ni la última en hacerlo.

La obtención de nuevas responsabilidades

Obviamente, al ser mamá, tendrás nuevas responsabilidades. Estas serán principalmente referentes a tu bebé. Muchas mujeres temen el no poder dar abasto cuando adquieren estas nuevas responsabilidades, pues sienten que podrían descuidar otros aspectos de sus vidas.

Responsabilidad de mamá

Perder su libertad

Otro gran temor que sienten las mamás primerizas, es el miedo a perder su libertad. Como antes lo mencionamos, tener un bebé no significa perder nuestra libertad. Sólo quiere decir que deberás organizarte mejor para poder cuidar de tu bebé y hacer lo que te gusta.

Que las cosas cambien con su pareja

Por último, muchas mujeres tienen miedo a ser mamá por el hecho de que su relación con su pareja pueda cambiar para mal. Evidentemente, el tiempo que antes compartían a solas, ya no será igual, pues su hijo les acompañará. Esto no tiene por qué necesariamente debilitar la relación, sino al contrario, fortalecerla.

En conclusión, sentir miedo de ser mamá, es completamente normal, así que no te sientas mal por ello. Cada mujer tendrá su propia apreciación y experiencia con la maternidad, así que no esperes vivir lo mismo que tus amigas o familiares.

5 (100%) 1 vote

Mujer Embarazada

Mujer embarazada, profesional de la salud, con ilusión por compartir toda mi experiencia como mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *